Código ético de Coalición Canaria

Todos los cargos públicos y orgánicos del partido, sin perjuicio que en un próximo congreso incorporemos algunos de ellos como deberes de toda la militancia de CC-PNC en Gran Canaria, firmarán y se comprometerán antes de ser elegidos con un código ético que se basará en:

1. Deberán actuar de acuerdo a la confianza que los ciudadanos han depositado en nosotros por medio del sufragio universal defendiendo el proyecto político para el que han sido elegidos y comprometiéndose con la vocación de servicio público y la defensa del interés general.

2. Tendrán en cuenta cualquier pregunta o inquietud acerca de su actividad o la integridad política. Debemos rendir cuentas por nuestras acciones públicas y asumir las responsabilidades derivada de ellas.

3. Estamos obligados a escuchar a las diferentes partes que intervienen en una situación y ser asesorados adecuadamente por expertos, comunicando nuestras razones al resto de la sociedad.

4. Deberemos tener en cuenta los movimientos sociales y las demandas que surgen de la sociedad civil y sus asociaciones sin tratar de emplear a estos colectivos con fines partidistas.

5. Deberemos respetar la autonomía de las organizaciones que constituyen la sociedad civil y ser imparcial en nuestra relación con ellas.

6. Debemos tratar de llegar a acuerdos con el máximo consenso posible sobre los asuntos de interés general, prestando atención a las posiciones de otras organizaciones políticas.

7. Tenemos la responsabilidad de presentar propuestas bien fundamentadas siendo conscientes de que ciertas acciones políticas pueden ser puestas en tela de juicio.

8. Debemos respetar la vida privada, creencias y estilo de vida de todas las personas y en especial de nuestros adversarios políticos.

9. Los cargos públicos de CC-PNC con funciones ejecutivas están obligados a: explicar sus prioridades políticas, rendir cuentas de su actividad, e informarán de manera transparente acerca de sus acciones.

10. Debemos asegurar que la propiedad pública se utiliza con buenos resultados y no nos beneficiaremos de nuestra posición para obtener beneficios personales para nosotros mismos, nuestras familias o el partido.

11. Deberemos ser conscientes que la administración de los recursos públicos se rige por los siguientes valores: la eficiencia, la equidad y la eficacia.

12. Los cargos públicos de CC-PNC con funciones ejecutivas deben conciliar el respeto a la autonomía profesional concedida a los que llevan a cabo funciones públicas con el liderazgo que debe realizarse sobre la base de la confianza mutua.

13. A la hora de tomar decisiones importantes, los cargos públicos de CC-PNC con funciones ejecutivas deben consultar con todas las partes involucradas y buscar asesoramiento independiente.

14. En la adjudicación de proyectos, licitaciones públicas o subsidios la decisión tendrá que ser ponderada e imparcial.

15. En el proceso de transferencia de competencias, la transparencia, la cooperación y la eficiencia deben prevalecer.

16. Los políticos tienen la obligación de informar sobre sus propuestas y decisiones a los ciudadanos a través de los medios de comunicación.

17. Respetaremos la autonomía de los profesionales de los medios sin interferir, coaccionar o presionarlos.

18. En cuanto a la comunicación de las propuestas y decisiones a través de los medios de comunicación, debemos utilizar un lenguaje correcto y educado evitando en todo momento la demagogia, la manipulación y la deshonestidad.

19. Los políticos estamos obligados a informar sobre asuntos de interés general.

20.Los políticos están obligados a modificar la información que le han dado en caso de que no se ajuste a la realidad. 21. Debemos lealtad a nuestra organización política (CC-PNC). La lealtad, sin embargo, no estará exenta de libertad para dar una opinión crítica en el seno del partido.

22.Tenemos obligación de respetar el código de ética y conducta que regula las actividades realizadas por los miembros del partido, así como sus estatutos.

23.Los cargos públicos y orgánicos cooperarán con los órganos del partido para promover los valores y principios éticos que permiten el pleno desarrollo de la democracia entre sus miembros, en particular a los más jóvenes.

24.Debemos denunciar las malas prácticas dentro del propio partido y en las instituciones. Y debemos de informar a los tribunales cualquier irregularidad que se cruce en el cumplimiento de las funciones políticas.

25.Proteger la autonomía de los Tribunales de Justicia más allá de nuestros propios intereses y los del partido a pesar del libre ejercicio de la crítica.

26.Las personas con condenas en firme por corrupción no podrán continuar en el partido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *